julio 07, 2010

Inomnio y Ganas


El insomnio me hace su presa de nueva cuenta y por mi mente no cruza otra idea que no sea la de comerte a besos por completo, no puedo, no quiero evitarlo y me dejo llevar por los recuerdos, presa de las sensaciones que despierta tu boca cuando baja por mi vientre, la manera en que tus manos tocan suavemente mi espalda erizando mi piel, tu lengua por mi cuello que solo me hace retorcer, ansiando sentir como entras en mi cuerpo y estallamos de placer… esta noche no se me ocurre nada, más que saltar sobre ti aferrándome a tu cadera en un rítmico vaivén y disfrutar de esa cara de placer.

♫♪Quiero que me hagas el amo♪♫

12 comentarios:

  1. una encantadora canción, que me transporta al baile mas ritual, deliciosa entonas esta noche,
    besos

    ResponderEliminar
  2. Cuando se apodera de mí el insomnio suelo pensar lo mismo! jeje
    Te dejo mis caricias

    ResponderEliminar
  3. dificil leerlo en estas horas y en la oficina!
    es un ataque directo a mi salud!!
    abrazo

    ResponderEliminar
  4. Que buenas ideas te causa el insomnio, afortunada mujer.

    Besote señorita!

    ResponderEliminar
  5. Tomasuncafe, disfruta de la melodía y el vaivén que embruja los sentidos.

    La brisa de la noche, todos lo hacemos alguna vez, cuando la inspiración surge.

    Caricias, de alguna manera hay que aprovechar el tiempo.

    Ménage à Trois, espero que no haya sido demasiado doloroso. Bien.venido!

    Syd, ya que no puedo dormir tengo que buscar algo en que entretenerme.

    ResponderEliminar
  6. Ménage à Trois, gracias, un placer tenerte aquí.

    ResponderEliminar
  7. qué mejor que tomarte su cuerpo para quedar tranquila y relajada...

    ResponderEliminar
  8. Tuve una pareja que cuando se despertaba por la noche se iba de la cama al salón. Con su agitación previa acababa despertándome a mí. Cuando notaba que se iba pensaba: lástima.

    ResponderEliminar
  9. Ménage à Trois, esta es tu casa.

    Shag Yue, es el mejor remedio para el insomnio.

    Ali, pués tonto que te desaprovechó, con lo bien que habría dormido después.

    ResponderEliminar

Anda déjame un suspiro...