diciembre 19, 2012

Inicio Tercera Temporada


"...como no te me quitas de las ganas, aunque nadie me ve nunca contigo. Y como pasa el tiempo, que de pronto son años..."



diciembre 16, 2012

“Hola, Princesa”


“Hola, Princesa”… ese fue su saludo mientras estaba sobre mí, hace tiempo no lo hacía, lo extrañé tanto!. 

Sentí su barba raspando mi pecho, ansioso por comerse mi piel después de una larga espera, sus manos me apretaban con fuerza contra su cuerpo, su lengua me recorría con diligencia, su mirada me devoraba completa, sus dientes se encajaban en mi hombro,  su lengua no deja espacio sin probar, me gusta sentirlo con esa ansiedad de poseerme y me aprovecho de esa ansiedad, lo recuesto sobre su espalda no me da tiempo de bajar despacio lo quiere ya, lo quiere sin demora,  lo aprisiono con mis labios, escucho como un gemido se le escapa, lo enredo en mi lengua, observo la expresión de su cara, siento su cuerpo tensarse, lo recorro una y otra vez con mis labios sin darle un descanso sin darle respiro, le acaricio con mis manos, escucho su respiración agitada, sus latidos a prisa, me susurra al oído, me recuesta sobre mi espalda colándose entre mis piernas que le abren paso, mi cuerpo espera su entrada, busco su mirada, aprieto las sábanas, lo quiero hasta el fondo, me mira desafiante,   "así!?" pregunta, no puedo responder, me falta el aliento, todo lo siento, gimo, gime, no importa nada... cae sobre mi pecho, me aferro a su espalda, lo observo, lo siento,
 -Quédate aquí, pegadito a mí. -Sólo si te relajas. -Contigo eso es fácil. Respiro, suspiro, aspiro su aroma...

diciembre 15, 2012

Tu paso

Y aquí puede observarse el ímpetu de tu paso, y no puede disimularse la sonrisa al encontrar las huellas de tu andar.

diciembre 14, 2012

Por qué sigo aquí, preguntas...

 Escucha lo que mis ojos te dicen, mantente atento cuando mis manos te hablan y vas a encontrar todas las respuestas que buscas.

noviembre 21, 2012

Notas Vespertinas

Siempre es agradable saber que hay alguien que te tiene presente en algún momento del día.

septiembre 01, 2012

A dónde se van las palabras que no pronunciamos?




Hace tiempo vi un filme donde decía que cada vez que sufrimos un retraso o una pausa en nuestras actividades, como una caída de la red, un semáforo en rojo, es porque nuestro plan se está ajustando… Esa noche de luna llena tuve mi semáforo en rojo y ahí estaba él justo en el carril de al lado, volteé a verlo y me brindó la más espontánea de las sonrisas, doblé en la siguiente esquina y él dobló detrás de mí, bajé del auto y me saludó con un beso en los labios que me tomó por sorpresa, después de lo sucedido, después de aquel correo, después de tantas suposiciones y fallas de comunicación, no sabía que esperar. Ese beso me tranquilizó, nos quedamos a un costado del carro, me dijo cómo estaba, preguntó cómo me encontraba yo, trató de hablar del tema y no pude decir nada, y todas las palabras se quedaron atoradas y todas las preguntas que tenía se tornaron vagas, no supe cómo decirle todo lo que pienso, no encontré la manera de hacerle saber mis dudas, ni de saber lo que él piensa… Tenía frente a mí la oportunidad que tanto estaba pidiendo y lo único que pude hacer fue abrazarlo fuerte, él no dijo ni una palabra solo me rodeó con su brazo y ahí se quedó hasta que lo soltara, y no encontré el momento y no supe como propiciarlo, preferiría sentarme con él y hacerlo con calma con una taza de café o quizás mejor una copa que me despeje la mente para poder decirle todo lo que quiero, cómo es que me siento respecto a esto.
 Aún puedo sentir sus manos apretando mi espalda mientras lo besaba sin ganas de soltarlo, pregunté si volvería a verlo, me dio un firme “Sí” con esa seguridad que me desarma, pregunté si estaba seguro, “Confías en mí?” respondió y yo confío tanto en él que a veces no sé si eso es bueno.

julio 18, 2012

Dicen que "los tiempos cambian", o será más bien que somos nosotros los que cambiamos?


Hoy me detengo y tomo consciencia del paso del tiempo, como han ido cambiando las cosas, cuantas que ya no haces, cuantas que ya no dices, me pregunto si es que acaso yo también he cambiado y no alcanzo a darme cuenta de mis propias acciones.
Dice una frase que “Hay dos formas de extrañar a alguien, una de ellas cuando se ha ido, la otra cuando ha cambiado”… Observo con detenimiento cómo éramos antes, sé que no puedo detener el tiempo, que las situaciones que se nos van presentando nos van cambiando, pero por qué lo bueno no puede permanecer intacto, como cuando eras tú quién preguntaba si te extrañaba, o un domingo cualquiera me contabas que habías estado buscándome, como cuando se abría mi ventana con un saludo “Hola, niña bonita”, como cuando de camino al hotel acariciabas mi hombro, como cuando me subía al carro lo primero que decías era “qué guapa!”, como cuando me sentabas sobre tus piernas y hablabas conmigo antes de ir hacia la cama, cuando después del primer beso ya en la habitación me decías “Hola, cómo está la princesa?” mientras acariciabas mi rostro, como cuando me cargabas y me abrazaba a tu cadera para que me recostaras sobre la cama, como cuando levantabas mi ropa del suelo al momento de vestirnos, como cuando apretabas fuerte mi mano antes de bajar del carro… tantos gestos que pueden parecer insignificantes pero que te hacían ser distinto… Hoy hay días que ya no te siento, hay días en los que ya no me haces sentir como una princesa, tal vez es que te he mal acostumbrado a saberme siempre ahí o tal vez fui yo quien se mal acostumbró y pensó que siempre sería así, después de todo no somos más que dos personas que “compartimos algo, que no es frecuente, es todo”.


PD:  Realmente extraño todo eso, pero a pesar de todo lo que ha cambiado, no puedo decir que, hasta ahora, no has demostrado que te gusta estar conmigo.

julio 01, 2012

Tú siempre haces magia para mi



- Me extrañaste?
- Y tú?
- Mucho!... Me extrañaste?
- Sí
- Cómo qué tanto?
- Tanto como para hacer esto ahora...

junio 20, 2012

De la impaciencia...


“Hoy te apuré (estaba tan sensible), son espejismos que aumentan la sed, 
si adelanté no me hagas caso, a veces no puedo con la soledad”

Y es que te has vuelto mi refugio, mi hombro en los días difíciles, irónicamente lo más inestable es lo que en esos momentos me da paz, pero esa tranquilidad se convierte en desasosiego cuando nada sale como deseo, y entonces, si por un momento lo había olvidado, de nuevo recuerdo que no soy buena para ti, que no debería estar aquí, que si te quiero tanto, entonces debería pensar en ti antes de que la ansiedad de mis días malos me haga recurrir a ti.

junio 05, 2012

Momentos inconclusos

Ayer me arreglé para tí, perfumé mi cuerpo con jabón de aroma, elegí la lencería que resaltara mis atributos, puse corrector en mis ojeras y me dibujé una sonrisa en la cara, peiné mi cabello como te gusta cuando cae sobre tu torso, me subí en esos altos tacones que delatan mi llegada, me vestí para que me desvistieras... pero tú no estuviste aquí... no fuiste tú quien se deleitó con la vista...

junio 04, 2012

Ganas...

De tenerte así justo en este instante.

mayo 31, 2012

Pequeños Gestos





Me gustan esos pequeños gestos cuando estás conmigo, ese beso con el que me saludas cuando me ves, cuando acaricias mi hombro mientras vamos en el trayecto, escuchar “Hola bebé” después del primer beso mientras estoy encima de ti cuando nadie ya nos ve, la forma en que me miran tus ojos entrando a la habitación,  como me levantas del suelo para que me enrede en tu cadera, me gusta la forma en la que me desnudas lento, que entrelaces tus dedos en los míos cuando te tengo dentro, como vas recorriendo mis piernas en un pausado ascenso, que levantes mi ropa del suelo cuando es hora de vestirnos, que mientras me arreglo frente al espejo pases por detrás de mí y me acaricies el trasero, cuando me esperas sentado en el sillón y me paro frente a ti que me jales de las caderas para darme un dulce beso y después de eso apoyes tu barbilla entre mis senos mirándome a los ojos fijamente, que me beses la frente antes de salir, que aprietes mi mano al momento de despedirno... Esos pequeños gestos que hacen único cada momento. 

abril 24, 2012

Momentos...


Este día tengo para ti un dulce abrazo que en su calor te haga sentir la agitación que me recorre el cuerpo al tenerte frente a mí, un suave beso que sin palabras te haga saber lo que me gusta tu presencia, una mirada cómplice que descubra los secretos que escondo y que sólo a ti puedo contarte… 

Hoy no importa el tiempo, no importa el sitio, lo único que importa es que sea especial!

marzo 27, 2012

Mi reino por tus pensamientos!

Quisiera saber esa realidad que cruza por tu cabeza y has decidido no contarme, me pregunto qué es lo que miras cuando me miras, quisiera que un día de estos me contaras todo eso que se esconde tras las preguntas que responden otra pregunta, las palabras que se quedan sin pronunciarse, las ideas inconclusas, las frases a medio terminar, quisiera poder ver a través de tus ojos y que pudieras hacerlo tú a través de los míos, aunque después de todo tuviera que hacer como  que nunca lo supe…

marzo 19, 2012

Deseo de Cumpleaños!

Este año mi deseo de cumpleaños eres TÚ!

Y me fascina saber que has pensado en mi, que te las has arreglado para estar, me gusta saberte ahí.

marzo 13, 2012

De verdades y un poco más

Nunca pensé que esa respuesta que te di aquella noche en medio de una de nuestras conversaciones fuera a molestarte tanto y se te quedara tan bien grabada; si quieres saber la verdad, no, no fue eso lo que pensé en primera instancia para responder;  si quieres saber la verdad, deseaba estar equivocada; si quieres saber la verdad, existe algún trasfondo para que haya dicho eso en lugar de lo que realmente pensé; si quieres saber la verdad, te diré que el me hayas dicho que no se trataba de eso me gustó; si quieres saber la verdad, me agradó saber que te molestó aunque quizás no planeabas decírmelo pero eso significa que de algún modo en alguna medida te importa; si quieres saber la verdad, no me gusta que me dejes con dudas; si quieres saber la verdad, no me parece justo que me castigues por algo que has hecho tú tantas veces y yo he tenido que dejar pasar; si quieres saber la verdad, no me agrada que te quedes con la idea de que estamos en una sintonía distinta porque definitivamente no es así; si quieres saber la verdad, me gustaría poder regresar el tiempo para arreglarlo y que no te hagas un falso concepto; si quieres saber la verdad, las cosas que más disfruto de ti y más me hacen sonreír tienen que ver con los pequeños detalles; si quieres saber la verdad, daría lo que fuera por tener esa conversación recostados sobre la cama mientras me acaricias suavemente el rostro y me miras fijamente sin perder detalle… aunque después de todo tal vez nunca te enteres de la verdad.