octubre 14, 2009

¿Te acuerdas?

De aquellas primeras veces… nerviosismo flor de piel, hormigueo que recorría el cuerpo de cabeza a pies, tus manos juguetonas intentando hacerme cosquillas para tocar mi piel, miradas furtivas que invitaban al placer, susurros vestidos de deseo, tu reconociendo el terreno yo resistiéndome a caer, tus dedos buscando los míos entrelazándose de vez en vez, cuantos besos en la mejilla con las ansias de probar la miel, abrazos fugaces acelerando el pulso, roces clandestinos buscando lo prohibido, sonrisas disfrazando las ganas de tenernos, el olfato memorizando la fragancia de nuestros cuerpos, una revolución se desataba en mi vientre con solo saberte cerca, la humedad por debajo de la ropa y la urgencia de sentirnos piel con piel…


¿Sabes?... Hay cosas que no cambian.

7 comentarios:

  1. Quiza las vivimos, con otra dimensión.
    Pero siempre muy intensas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Esos juegos y flirteos....que nunca deben perderse

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Cómo olvidar lo que queda sellado en la piel...puede la distancia abismal no dejarnos encontrar por mucho tiempo...pero la esencia de las caricias, de los besos, los abrazos, los mas ardientes momentos permanecen...
    Comparto algo nuevo de mí
    http://nuestroamormagico.blogspot.com/
    Besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Claro que lo recuerda! y nunca lo podra olvidar. Siempre te tendra presente ;)

    Bisous linda.

    ResponderEliminar
  5. La primera vez se guarda debe guardar como un tesoro, pero se debe actualizar como un periódico.

    Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  6. Nadie seductor, que sigas escribiendo nuevos recuerdos.

    Cronicas, son el alimento del deseo.

    Amante de mar, primero que nada bienvenida, mi casa es tu casa, efectivamente hay memorias que quedan para siempre apesar del tiempo y la distancia.

    Caresse, sabes que mi casa es tu casa, siempre es un gusto recibirte aqui.

    Ipnauj, siempre hay que escribir nuevos recuerdos. Me complace tenerte aqui.

    ResponderEliminar

Anda déjame un suspiro...