agosto 23, 2009

Él confiesa!...

"Me gusta...

Tu boquita... que sabe besar rico

Tus manos... que saben moverse muy bien

Tus piernas... que saben ajustarse a mi cintura
Tu cadera... que se mueve al compás de la mía

Tus pezones... que parecen un imán para mi boca
Tu clítoris... que se deja escurrir entre mis dedos"





Pecado

13 comentarios:

  1. decime cuando fue que tomaste mis palabras,
    besos

    ResponderEliminar
  2. hacia algun tiempo q no pasaba x aki,,,

    el post parece una carta dedicada hacia ti,,

    saludos,,,

    ResponderEliminar
  3. Tomas un café, tal vez hay alguien más que comparte tu pensamiento.

    Webero, me da gusto que regreses... Lo es!

    ResponderEliminar
  4. Y yo confieso....
    Que siempre vale la pena esperar por la delicia de tus letras

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. sin mas palabras...
    que ricas confesiones!!!

    ResponderEliminar
  6. ... y todo comenzo con los buenos dias ...

    buenos como tu piel descubierta cuando levante tu falda al tomarte por detras ...
    tu mirada al recostarme y comenzar a deslizar mi pantalon ...


    ....

    ResponderEliminar
  7. Desde el inicio todo comenzó de la manera mas inesperada... buenos han sido cada uno de los momentos, de los besos, de las caricias, de los gemidos, de la complicidad y el deseo compartidos.

    ResponderEliminar
  8. Cronicas, gracias por la espera, intentaré que la ausencia no sea demasiado larga.

    Superchika, ufff!

    ResponderEliminar
  9. Lindas palabras, gracias por compartir su erotismo y tu sensualidad.

    Bisous.

    ResponderEliminar
  10. Tu alma que vibra como la luz.

    Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  11. Una delicia pasar por aquí, saludos y un beso.

    ResponderEliminar
  12. Caresse, un verdadero placer.

    Ipnauj, espero que sea transmisible y al estar aquí la tuya también lo haga.

    Alexia, pasa cuando gustes, mi casa es tu casa, bienvenida.

    Cronicas, aquí estoy... con una nueva historia que nos haga suspirar.

    ResponderEliminar

Anda déjame un suspiro...